Galería

1

Tatuajes en Malaga con estilos Lettering

Tatuajes de Estilo Lettering

¿Qué es el estilo lettering?

Aunque no es difícil de adivinar te facilitamos la tarea, que para eso estamos. El estilo lettering se basa en tatuarse palabras o frases… como llevar el socorrido “grábate esto a fuego” que siempre te soltaba tu abuela a otro nivel.

Según Rudyard Kipling, escritor británico, “las palabras constituyen la droga más potente que haya inventado la humanidad”. Snoop Dog sin duda apoyaría la moción, aunque quizás invirtiendo el orden de los términos “droga” y “palabras” (cada uno con sus prioridades), y nosotros también.

Tipos de letras para tatuarse

El mundo del lettering es tan diverso como lo son sus adeptos. No es lo mismo tatuarte la palabra “efímero” en estilo fineline y cursiva que el nombre de tu pareja en letra gótica, evidentemente. Es por ello que deberías aclararte las ideas y definir un poco el asunto: ¿quieres que la gente se cambie de acera al verte o bien que te pregunten sobre el profundo significado de la palabra esdrújula que llevas en la costilla? Tú decides quién quieres ser, y en Tattoox encontramos al tatuador ideal que hará de tu soñada metamorfosis una realidad. Rellena este formulario y el resto ya será historia que contar a tus retoños.

Si te apetece que nos mojemos un poquito más, uno de los letterings más solicitados a día de hoy es el de trazo fino. Para los amantes de la sutileza que no quieren que su tatuaje esté siempre a la vista, es la opción perfecta para plasmar momentos importantes y referencias personales que solo ellos entenderán (a no ser que usen su vena profunda para ligar, que nos las sabemos todas). Si en algún momento se te va la olla y decides tatuarte el nombre de tu novio, te recomendamos que sea de esta manera, así si hay drama se tapa fácil con un cover.

Hay artistas increíbles que tienen una caligrafía signature que aplican a sus diseños de lettering, así que si te apetece llevar una pieza única en tu piel ya te hemos dado una pista de cómo hacerlo. Otra idea entrañable es usar la caligrafía de tu abuela, la que te decía que te grabases sus advertencias a fuego. Te aseguramos que si lo haces la probabilidad de que te prepare croquetas cada semana aumentará de forma exponencial.

Si aún así quieres hacer una búsqueda un poco más exhaustiva (a estas alturas ya vemos que eres un poco especialito, cosa que tenemos que admitir que nos gusta), te proponemos echarle un ojo a nuestro catálogo de tatuadores especializados en lettering. Los hay para todos los gustos.

¿Con qué otros estilos encaja un tatuaje en lettering?

Honestamente, no sabemos muy bien qué contestar a esto por muy experimentados que seamos.La respuesta es cualquiera. Todos. Ninguno. ¡Tú decides!

Hay miles de tipografías entre las que escoger, así que depende de su efecto visual pegará más con un estilo o con otro. La caligrafía cursiva da el pego con el microrealismo y el fineline, la gótica queda de lujo con una buena pieza blackwork… las posibilidades son infinitas, por eso es un estilo tan polifacético. Tanto la profesora de lengua amante de la literatura clásica como su alumno rebelde que solo escucha música de batallas de gallos pueden ir juntos al estudio a hacerse un lettering. Que cada uno vaya eligiendo su fuente favorita porque nosotros ya estamos rastreando nuestra base de estudios para arreglarles una consulta informativa después del insti.

Qué tener en cuenta al tatuarte en estilo lettering

Consejito Tattoox: Aunque te guste un tipo de letra que has visto por ahí, indaga un poco más por nuestra web para descubrir alguna joya escondida que no verás en tantas pieles.

Ojo también con los caracteres asiáticos: si no estás familiarizado con el idioma es importante que la fuente de la traducción sea fiable. Que no te pase como a Ariana Grande, que quería tatuarse “7 rings” en japonés para hacer honor a su hit y acabó con un kanji que rezaba “barbacoa japonesa” en la palma de su mano. Auch, eso duele.

Y por si acaso, antes de tatuarte con una tipografía concreta es mejor que compruebes como es todo el abecedario de ese estilo. Puede ser que hayas visto un ejemplo con una palabra y te encante, pero que al cambiar las letras, los remates no te acaben de encajar y el resultado no sea el que te mereces. ¡Mejor prevenir que curar!