Galería

1

Tatuajes en Sevilla con estilos Blackwork

Tatuajes de Estilo Blackwork

¿Qué es el estilo Blackwork?

La traducción literal es negro-trabajo, o sea, trabajo en negro, como el de la mitad de españoles. Ahora en serio, el blackwork es un estilo que solo trabaja con tinta negra. Para poder crear diseños detallados utiliza grandes contrastes, sin muchas sombras ni tonos grises. Las líneas son muy marcadas y precisas para poder conseguir el resultado perfecto.

Se trata seguramente del estilo más demandado de tatuajes. El blackwork es un estilo muy amplio, por tanto, cuesta mucho encerrarlo en una definición. Lo único que define realmente este estilo es el uso del color negro en todo el tatuaje. Por eso el trazo ha de ser muy cuidado: de él depende todo el tattoo. Además, no existe una temática concreta con el blackwork. Todo se vale, así que si tienes una idea loca, este estilo puede ser tu mejor opción.

¿Con qué otros estilos encaja un tatuaje blackwork?

Siguiendo con preguntas difíciles de responder, esta sería como preguntar: ¿el ketchup con qué encaja? Hay gente que se pone ketchup hasta en la sopa (no, no es exageración) y hay gente que sólo en la hamburguesa. El blackwork puede mezclarse con muchos estilos o tatuarse solo.

Algunos de los estilos con los que un tattoo blackwork queda muy top son el geométrico, japonés y el tradicional. Esta es una prueba de que el blackwork es como una chupa de cuero negra: combina con todo y es atemporal. Además, la tinta negra es la que mejor se preserva en la piel. Y de la misma manera que una chupa te puede dar todo el rollazo que necesitas, unos tatuajes blackwork también son un upgrade inmediato.

¿En qué zona me hago un tattoo blackwork?

Esto sería como preguntar qué día de la semana se debe salir de fiesta. Todas las respuestas son correctas, si el curro te lo permite, pero cada persona tiene sus preferencias. Brazo, pierna, cabeza, planta del pie…

Por ejemplo, los tatuajes blackwork en el cuello. ¿Demasiado arriesgado, no? ¡Pues NO! Los tatuajes en el cuello pueden ser atrevidos y rebeldes, o también delicados y elegantes. Más que la zona del cuerpo en la que se encuentra, es el diseño del propio tattoo lo que marcará lo que transmite. Así que si quieres hacerte un tattoo en el cuello, háztelo.

También puedes elegir una zona que no esté a la vista de todo el mundo, como la espalda, las costillas o el muslo. Y si se trata de tu primer tatuaje, una buena zona por la que empezar es el brazo. Es una zona que cicatriza rápido y de las que menos duelen. Por algo es la zona más tatuada del cuerpo. Pero vamos, si quieres iniciarte con un tatuaje de manga blackwork en todo el brazo, nosotros te aplaudimos.

¿Por qué hacerse un tatuaje estilo Blackwork?

La pregunta sería: ¿por qué no hacerse un tatuaje estilo Blackwork? Existen de todas las variedades, tamaños, se adapta a todas las partes del cuerpo… Es un tipo de tattoo muy camaleónico: lo puede llevar desde una adolescente rebelde que sólo quiere molestar a sus padres, hasta un abuelo que sólo quiere parecerse a su nieta rebelde.

Además, quedan muy bien en tatuajes grandes, pequeños y medianos. ¿Qué es un tatuaje pequeño? Un tatuaje que te ocupe ⅛ de tu pantorrilla es pequeño, a priori. Ahora, si te lo haces en la cara, a ver si sigue siendo tan pequeño. Vaya, vayita. Pero lo cierto es que para tattoos minimalistas como siluetas, flores, símbolos y frases es ideal. Los tatuajes minimalistas son la prueba definitiva de que no siempre más es mejor.

Y si te gustan los tattoos de tinta negra, no dejes de ver el estilo blackout y el estilo black&grey. El estilo blackout es como el negativo de una foto: se rellenan de negro los espacios “negativos”, dejando que los espacios que se dejan sin pintar formen el dibujo. En el caso del black&grey, se utiliza tinta negra y se consiguen diferentes tonos ya que se diluye en agua. De allí el gris. Como las clases de pintura de primaria, vamos.